Emprendedores: atentos al poder de meditar

Estrategia y Desarrollo 19 de junio de 2023 Por Andrés Rivera
Emprender en nuestra sociedad actual implica un esfuerzo: mental, emocional, creativo, relacional, legal, económico, y de resistencia a la presión social.
El poder de meditar
Emprendedores: atentos al poder de meditar

Escucha la nota

Emprender en nuestra sociedad actual implica un esfuerzo a diversos niveles: mental, emocional, creativo, relacional, legal, económico, y de resistencia a la presión social, entre varios otros. Todas las personas que se comprometen a desarrollar un emprendimiento necesitan diversos tipos de herramientas para no desistir en el intento. La meditación es una de ellas, y es por esto que comparto aquí algunos beneficios de la meditación, ya que esta práctica puede proteger nuestra salud mental, de manera que nuestra motivación y demás recursos personales puedan invertirse en lo que deseamos construir. 

La meditación es un camino, una herramienta para transformar la relación, la comprensión, la experiencia y las dinámicas que mantenemos con nuestra mente; es decir, con todo lo inmaterial con lo que nos identificamos. Desde esa transformación podemos direccionar nuestra forma de percibir, de sentir, de actuar y también de decidir, para que podamos acercarnos con más consciencia y voluntad hacia a experiencias de paz, de mayor plenitud y armonía con nosotros mismos, los entornos que habitamos y con los seres con los que nos relacionamos.

Muchos hablamos del mundo interior, del alma, de la psique, del espíritu o de algunos otros conceptos afines; sin embargo, creo que esta definición provisional de la mente puede integrar bastantes de ellos: de nuevo, como se mencionó antes, podemos comprender la mente como todo lo inmaterial con lo que nos identificamos, y la meditación, en sus múltiples formas y presentaciones, nos abre campo para explorarla, para sanarla, para cultivar la manifestación de efectos alquímicos, si se quiere, mucho más valiosos que cualquier riqueza material por sí misma. 

Existen una amplia y diversa cantidad de beneficios de la práctica consistente de meditación. Mencionaré algunas empezando desde el cerebro, hasta aspectos un poco más sutiles.

 La meditación y el cerebro

Se ha encontrado que la meditación modifica de manera activa y visible las conexiones neuronales dentro de nuestro cerebro. En particular, pero no exclusivamente, la corteza prefrontal, en donde se encuentran funciones ejecutivas como la atención, el razonamiento, el control de impulsos, y la planeación, entre otros. Esta parte de nuestro cerebro tiene una alta influencia dentro de nuestro funcionamiento como especie, ya que también está relacionado con el procesamiento emocional, la auto regulación, y el procesamiento social, entre otros.

La meditación también mejora el funcionamiento de estructuras subcorticales relacionadas con procesos metabólicos como la temperatura corporal, el apetito, el funcionamiento cardiovascular, la memoria, la emoción, los estados de alerta, la propiocepción, y la percepción del dolor. 

Contribuye a la salud mental

La meditación se ha convertido en una práctica integrada a los procesos que promueven y protegen la salud mental. Esto debido a que ha demostrado contribuir a la disminución de patologías como la depresión, la ansiedad, el estrés, los trastornos del sueño, el manejo de la ira, y muchas otras. 

Autoconocimiento y responsabilidad

Al meditar podemos comprender la manera en la que funciona nuestra propia mente. Si descubrimos que hay cosas que no funcionan o nos hacen daño, podemos (o debemos) hacer algo al respecto. Con la meditación podemos darnos cuenta de que lo que pasa en nuestra mente es responsabilidad nuestra y no de nadie, ni de nada más. La práctica de meditar nos hace conscientes de que somos responsables de sembrar las causas en nuestra consciencia, que eventualmente darán los frutos de nuestra propia experiencia. Es un gran regalo que nos merecemos. 

Puede sanar nuestra relación con el tiempo

Observar nuestra relación con el tiempo se hace, hoy en día, algo de máxima importancia. A veces el pasado nos persigue, o el futuro nos angustia. El presente se nos va extraviando porque los otros dos momentos colonizan nuestra tención y nuestra presencia. La meditación nos permite sanar la relación que tenemos con las caras del tiempo, habitándolo y experimentándolo de otras maneras y a través de otros reconocimientos y significados.

Meditación de paz interior

Hay maestros, como los budistas, que comprenden que la meditación es una acción mental, que funciona como causa principal para experimentar paz interior. Imagina vivir desde la paz interior. Imagina lo fácil que fluirían tus cualidades desde ahí. Piensa en cómo se sentiría el disfrute no desde la compulsión, sino desde la paz. Imagina enfrentar dificultades desde la paz, o mantener relaciones fundamentadas por este estado. Nuestro mundo sería muy distinto…

Meditación y un camino espiritual

Hay muchas personas que practican la meditación desde una postura laica, y otros desde lo ecléctico, como una herramienta más dentro del repertorio para crear una mejor vida. Es una manera de hacerlo que sin duda trae muchos beneficios. Otra alternativa es que la meditación se integre dentro de un marco más amplio o profundo, tanto como una estructura conceptual, como una práctica integrada a un sistema simbólico, y también a una comunidad de practicantes, que se apoyan promoviendo el desarrollo de la comprensión y de la experiencia de la práctica. 

La meditación y otras potencias de la mente

Al profundizar en la meditación podemos conectar con nuestros poderes, los cuales no tienen que ser sobrenaturales para ser asombrosos. Imagina que a través de la meditación puedas convertirte en alguien más compasivo o sabio, en una persona más amorosa y generosa con los que te rodean. Imagina que te liberas de la ira y del miedo. Piensa en que la meditación puede fortalecer la potencia creativa de tu mente, no solamente en lo artístico o en la resolución de problemas, sino también en el sentido de que crees tu propia realidad y la cualidad de tu experiencia. Imagina tener el poder de liberarte de todas las percepciones que te generan sufrimiento. 

¿Puedes ponerte en situación de ser una persona paciente en vez de reactiva, altruista en vez de egoísta, disciplinada en vez de compulsiva?  

Emprendedores a meditar…

Banner-comentarios CENTRAL

Andrés Rivera (1)

Andrés Rivera
Psicólogo Clínico y psicosocial

Te puede interesar

Recibe las noticias más recientes en tu correo

Suscríbete a nuestro Newsletter

Te puede interesar